Yoga & escritorio: guía postural para estudiantes y trabajadores de silla

Mi trabajo de traductora me obliga a estar sentada unas cuantas horas frente al ordenador y, aunque afortunadamente no son demasiadas, pues trabajo a media jornada, también resiento los efectos de una mala postura y más que de una mala postura, del estrés.

Cuando tengo plazos muy cortos y veo que no me va a dar tiempo, tiendo a sentarme en el borde de la silla, a encorvarme sobre el teclado y acercarme a la pantalla, encogiendo los hombros. Evitarlo no es tan fácil como parece porque lo que te importa en ese momento es entregar el trabajo a tiempo.  Los efectos luego se traducen en dolor de espalda para toda la semana.

Afortunadamente, el yoga me ha hecho ser más consciente de mi postura y me ha ayudado a evitar estas tensiones (o al menos minimizarlas) y aliviarlas una vez instaladas, veamos:

1) Acomodar el puesto de trabajo:

– Silla: ajustar la altura de la silla para que los pies estén apoyados y las rodillas ligeramente más altas que las caderas o en ángulo recto (de lo contrario tenderemos a cruzarlas, a repanchingarnos en el asiento o adelantarnos sobre el escritorio, repercutiendo en nuestra espalda); si la silla no es regulable, puedes ponerte un libro  bajo los pies.

– Mesa: las mesas no suelen poder regularse, pero sí que puedes trabajar con un atril para estudiar o elevar la pantalla del ordenador a la altura de los ojos con un libro (lo que te permitirá mantener la cabeza recta, respetando la continuidad de la columna vertebral).

2 ) Sentarse bien:

Una vez ajustada la altura de las piernas, poner la columna recta: la cadera en posición neutra, el tronco no debe estar ni adelantado sobre el escritorio ni redondeado. Para ajustar la posición, inspirar hasta el fondo del abdomen y expirar contrayendo el periné, observarás como la cadera se coloca sola y la caja torácica se eleva ligeramente, aprovecha para llevar los hombros hacia atrás, en vez de tenerlos encogidos (un alivio tremendo para los trapecios) y estira el cuello metiendo ligeramente el mentón hacia adentro (doble mentón), coronilla hacia el techo.

3 ) Hacer pausas para desentumecerse: 

De vez en cuando, levantarse y moverse un poco, dar un paseo o, en su defecto, cerrar los ojos y centrarse en la respiración y hacer algún estiramiento/ejercicio como los que se muestran a continuación:

4) Descansar la vista:

Mira por la ventana al horizonte, o cierra los ojos e imagina que  miras al horizonte del mar, por ejemplo, o cualquier otro paisaje relajante.

 

Un comentario en “Yoga & escritorio: guía postural para estudiantes y trabajadores de silla

  1. Eugenio dijo:

    Muchas gracias por los consejos. Está muy bien explicado y son de gran utilidad. Ahora soy más consciente de la importancia de sentarse correctamente. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *